martes, 2 de septiembre de 2008



Nadie nos puede quitar ese retazo de eterna libertad que es nuestro pensamiento y nuestra alma.

No hay comentarios: