miércoles, 11 de noviembre de 2009

Le Sang D'Un Poete



A Jean Cocteau

Sangre decimonónica,
que recorre las venas,
del literato y sus penas,
de índole económica.

En las noches invernales,
calienta su cuerpo,
con fiebre y tiempo,
clavándose como cristales.

Solitario y sin público,
por las calles orgulloso,
de su espíritu desastroso,
rey del astro único.

Pasa en diálogo continuo,
con las negras farolas,
cantando el a solas,
ante el umbral ambiguo.

1 comentario:

Lord Charles H dijo...

Así que era el genio que se escondía tras Orphée y otras perlas más...
Concía a Marais por encima, había visto algunas escenas de la película, pero no fue hasta hace tres días cuando me pregunté cómo se llamaban...

Felices coincidencias.
Gracias Muchas

(Y también gracias por deleitarnos con tu poema, de veras)

Con hermosa foto lo has ilustrado.
Empezaba a preguntarme si era un cuadro de... de...
Carl Gustav Carus...
(Seh. Por qué no? Por ejemplo. XD)

en fin, ya sabes.
Eternamente tuyo:
charles