martes, 10 de junio de 2014

Sangre y cemento.

El mundo se está desmoronando a tu alrededor,
dando vueltas como peonza,
torbellino demoníaco,
oscuridad y viento
en las largas noches de 2014,
donde solo hay frío,
para ti y para mi, para todos,
fragmentos de lo bello
que se queman en las esquinas,
contenedores en llamas,
carreras inesperadas y lamentos,
muchos lamentos,
sangre en la brecha,
lo bello se transforma en pavimento
por ir en otra dirección,
cuando no queda nada que hacer,
y el miedo es la sombra
que se cierne sobre el firmamento.

Este es tu mundo,
este es nuestro momento,
débil cordel que terminará
estrangulando lo joven.
Cuando gastas el poco dinero
que tienes
en lo absurdo,
luchas contra la noche
y defiendes la luz,
el rayo, Dios,
sea lo que sea,
la poesía.

Entonces eres libre,
ermitaño, solitario,
loco, pero libre.