martes, 19 de mayo de 2015

Excusas

Siempre me pasa lo mismo.

Me siento culpable e intento no beber ni fumar,
pero llega el fin de semana y alguien me pone una lata de cerveza en la mano,
y me digo que por una no pasa nada, y al final pasa,
y me dais dos, tres cigarros, también más cervezas,
y termino comprando yo mismo un paquete y fumándomelo entero en una sola noche,

pero al final termina el fin de semana y me siento aun más culpable.

No importa, me digo, ya lo volveré a intentar el finde que viene.

Y así llevo ya casi cinco años, en lucha constante contra mis vicios y contra mi mismo.