martes, 3 de marzo de 2015

A las 4pm en un universo cualquiera

Soñar despierto en mitad de una oficina,
intentar escribir sobre lo que me consumo,
relatar cómo los pájaros ya no cantan por ti,
sino a siluetas grises que se mueven furtivas,
son pequeños vicios categóricos
traspasados por el rayo del tiempo,
que pasa pero no pasa en balde,
que silba a través de la ventana,
por donde observo el mundo real,

( ¿Acaso es real? ¿No descubrí antes
el engaño de los sentidos? )

Y voy olvidándome de todo,
del tiempo, del curro,
de lo que aprendí en bachillerato,
de tu despedida, del sol
que comienza a salir al llegar marzo,
de tu olor,
que murió un domingo por la mañana
mientras lavaba la ropa,
de muchas otras cosas sin nombre,
para llegar a olvidarme
de lo más importante,
mi propio nombre,
que ya es eco muerto
de un pasado de incertidumbre.


No hay comentarios: