lunes, 2 de marzo de 2015


Buenos son los días de luz,
pues al final todos morimos solos,
en nuestra mente que es puerta,
en nuestra mente que es clara,

para volver a remontar el vuelo

entre las nubes de tu rostro.
Mente pura, infantil,
lo único que nos queda
y lo único que se marcha.


****

Necesito vacaciones...






No hay comentarios: